Home Section Page
Mas alla de la justicia
5/30/2012
Dra. Paloma Martinez-Carbajo
Maria De Lourdes Victoria Publisher, Maria Victoria c2012. 226pp. $16.00 Spanish 978-0984734900
Wednesday, May 30, 2012
by: Dra. Paloma Martinez-Carbajo

Section: Adult Book Reviews



May Issue

Dr. Paloma Martinez-Carbajo, Ph.D. is a Spanish teacher at University Prep Academy in Seattle.

Más allá de la justicia, como su propio título indica, la novela de María De Lourdes Victoria va más allá de los límites de lo justo y lo injusto, de lo lícito e ilícito, del crimen y del castigo. Enmarcada en un Seattle un tanto demacrado por la desolación que lo circunscribe, la obra, cercana en género a la novela negra o de detectives, se desarrolla a tres voces, en ocasiones alineadas y afinadas, y, en otras, como sus propias dueñas, aturdidas y desaforadas. De esta manera, la novela serpentea entre la vida de tres mujeres, Melanie, Sofía y Rohnda, unidas por la necesidad y la complicidad de trabajar en el mismo bufete de abogados, o, más bien, abogadas, en diferentes calidades. La primera, de investigadora sin tregua, la segunda, de abogada “rabo tierna”, y la tercera, que no necesariamente la última, de secretaria/administrativa y pilar de la oficina. Aparentemente separadas por su etnia, armenia, mexicana, y afroamericana, respectivamente, y, en principio, su circunstancia, han de unirse, o, al menos, aliarse, para poder sobrevivir en un mundo legal plagado de fallas y absurdos, donde lo que impera es el espectáculo y la retórica. Sin embargo, la novela no es necesariamente acerca de lo limitado y ridículo del sistema legal, poblado de errores y que no siempre lleva a cabo su cometido, sino, más bien, se interesa por las historias de tres mujeres “solas” que tienen que apañárselas para vivir y sobrevivir en un ámbito netamente masculino o masculinizado.
experiencia, entre locos, prostitutas, brujas, chulos, y asesinos, por mencionar algunos de las personalidades que pululan a lo largo de la obra, las vidas de estas mujeres

 
Pues bien, estas tres mujeres, sus idas y venidas, sus tropiezos y sus pequeñas victorias en la esfera legal, acaparan la atención de nuestros ojos lectores. Son féminas éstas que, por un lado, tratan de aparentar entereza, saber hacer, y profesionalidad, mientras que, por otro, son víctimas, como a su vez muchos y muchas de sus clientes, de sus debilidades, de sus deseos, y de sus obsesiones. A diferentes niveles, son mujeres que se dejan engañar por su propia realidad, o, más bien, por la limitada versión de su propia realidad que ellas mismas han tratado de crear, sin tener en cuenta maridos o parejas que bien desaparecen del panorama en un velero con la excusa de encontrarse a sí mismos, bien les interesa más la novedad de la vieja teñida de rubia que la mujer morena en su cama, o que, simplemente, no quieren o pueden clarificar sus preferencias sexuales. Todas ellas, interesantemente, aparecen asimismo “arropadas” por sus niños/as y adolescentes que no hacen más que echar carne al asador con sus experimentaciones rebeldes propias de la edad.
 
Así, poco a poco, caso a caso, experiencia a experiencia, entre locos, prostitutas, brujas, chulos, y asesinos, por mencionar algunos de las personalidades que pululan a lo largo de la obra, las vidas de estas mujeres se van enredando en muchos sentidos, y van quedando al descubierto verdades y temores que las empujan a actuar, no siempre de la forma correcta, pero sí decididamente. Envueltas en un universo de extremos, las protagonistas, como muchos de los personajes, hablan y se comportan de manera, a su vez, extrema, y contemplan la vida en binarios estereotipados: el bien y el mal, lo heterosexual y lo homosexual/lésbico, los hombres y las mujeres. Empero, a pesar de pretender tener en la balanza de la justicia esta dicotomía de valores pesados, todos y todas son víctimas de sus contradicciones y deseos, y se dejan llevar por estos últimos, que no siempre logran controlar o saciar adecuadamente.
 
Éste es el mundo, finalmente, en el que se mueve este trío de mujeres, un lugar que podría denominarse inhóspito, mezquino, destartalado, incompleto y vacuo. No obstante, al ir más allá, al permitirse romper con los límites de lo aceptado, nuestras protagonistas refuerzan su alianza y consiguen plantarle cara al sistema, y, de paso, a sus respectivas parejas o amantes. Son ellas, con picaresca y astucia, y alguna manita inesperada de la diosa Fortuna, las que solucionan casos, reparan daños, atan cabos, y hacen, a su manera, justicia. Una justicia que va más allá de lo permitido y esperado.  Se recomienda para todas las bibliotecas.


Post a Comment

Name
Email
Comment
Captcha
Change Image
Please type characters in the image into the text box for verification purposes.